lunes, 2 de abril de 2012

Parecerse a Barbie

Hola a todas

Creía que el furor por parecerse a la famosa muñeca se había olvidado, tras ver los errores - y horrores- que esto producía en algunas famosas (véase, Pamela Anderson).

En un claro intento por desalentar esta tendencia, numerosos expertos afirmaron que en la vida real, Barbie no podría sortenerse en pie, pues sus estilizadas piernas y su erguida espalda serían incapaces de aguantar tremendos pechos. La pobre tendría la cara destrozada de caer irremediablemente al suelo... 

Maquillaje Mac para Barbie
Además de su característico cuerpo, Barbie es reconocida por un pelo rubio muy largo y liso -aunque también las hay castañas-, unas cejas muy depiladas, y un cutis con efecto "plástico".

Si en los 90 la moda era parecerse a una mujer tipo Barbie, una mujer real aunque exagerada en sus atuendos y poses; lo que últimamente estoy obseervando es que el objetivo no es parecerse a una mujer como Barbie, sino parecerse a Barbie, A LA MUÑECA, en pleno siglo XXI.

Tez plástica, cejas ultradepiladas, pelo muy largo, maquillaje ostentoso,  perfilación de labios y ojos, y adoptar posturas poco naturales: esas son las claves para parecer de mentira, para ser la muñeca Barbie.



Si actuas como si cada instante de tu vida pisaras una alfombra roja, y haces de tu cara una pantalla plástica, acuérdate de Pamela. Ella quiso ser Barbie BayWatch y lo consiguió, pero se le fue la mano... Lo más natural es parecerse a una misma, utilizar un maquillaje que no parezca una máscara, respetar la forma de tus cejas (aunque elimines parte de su grosor), y por supuesto, ser natural, y actuar en consecuencia.

Imaginaos lo cansada que estará Pamela al llegar a casa después de todo un día como maniquí...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada